Katerina Svajdlerova: todo el encanto de Karlovy Vary

Las casualidades le han ido dando línea a la vida de Katerina, que por azar eligió el idioma español en la escuela de turismo, para convertirlo en pasión. Y aunque ser guía no es su profesión principal, aprovecha cualquier ocasión para mostrar su ciudad natal: “Nunca me cansará mirar las caras encantadas de los visitantes frente al Hervidero o las fachadas multicolores de Karlovy Vary”, asegura.

Por: Colaborador invitado

Publicado: Febrero 17, 2017

¿Qué no se debe dejar de hacer en Karlovy Vary cuando estás de visita?

Visitar el mirador Diana para ver la ciudad y sus alrededores desde otra perspectiva. Siempre ayuda ver las cosas desde más arriba para entenderlas mejor, ¿no?

 

¿Cuál es la anécdota más divertida de tu ciudad?

¿Divertida? A mí se me ocurren ante todo historias trágicas :-)

El último amor de J. W. Goethe: El famoso poeta alemán vive su último amor en la región de Karlovy Vary en 1823. Es una historia llena de pasión, amor, admiración y dolor… Johan tiene ya setenta años cuando vuelve a encontrarse con la joven Ulrike, de 17, de la cual se enamora locamente y le pide la mano. La joven rechaza la oferta y el poeta, destrozado, huye de la ciudad para no volver nunca más.

Pero ahora sí que se me ocurre algo divertido…

Estatuas de animales: El barón August von Lützow, un ciudadano destacado de la ciudad de Karlovy Vary del siglo XIX, colocó en Salto de Ciervo (Jelení skok) una estatua de gamuza, expresando así su protesta contra el mito que contaba que la ciudad de Karlovy Vary había sido descubierta gracias al salto de un ciervo en la fuente termal. Otra historia está relacionada con la estatua del gato situada debajo de la villa del barón. El barón extravagante la colocó así –dando el trasero al ayuntamiento antiguo de la ciudad– para que pusiera en ridículo a los regidores municipales.

 

Enuméranos tres lugares de moda entre los locales.

Freedom Café: Jugoslávská 1706/3, 360 01 Karlovy Vary.

Špunt & Knoflík Company: Bělehradská 1072/9, 360 01 Karlovy Vary.

Escobar: Jízdárenská 1037/8, 360 01 Karlovy Vary.

 

¿A qué lugar invitarías a un amigo extranjero a comer?

Restaurante Embassy, ubicado en el centro, que durante el Festival de Cine Internacional ha sido visitado por actores como Robert Redford, Michael Douglas, Gerard Depardieu, Antonio Banderas, René Zellweger, Jude Law, Robert de Niro, Morgan Freeman, Danny de Vito, John Malkovich, John Travolta, Mel Gibson, Richard Gere y otros.

También el Becherplatz Pivovar Karel IV, restaurante con cervecería, un sitio menos formal, con ambiente agradable y comida tradicional.

Pizzería Bruno, no está en el centro, tampoco es muy grande, pero es el restaurante más visitado por mis amigos, pues les encanta la comida, el ambiente, todo… Tampoco hay turistas, hay ante todo la gente local.

 

¿Qué platillos no te puedes perder?

El bramborák es una especie de tortilla frita y elaborada de patatas ralladas, harina, huevos, ajo, sal, pimienta y mejorana.

El španělský ptáček, que traducido literalmente significa «pajarito español», no tiene nada que ver con ave alguna, se trata de un rollo de carne (generalmente de ternera) relleno con tocino, huevo cocido y pepinillo. Una comida muy popular y corriente.

Las lázeňské oplatky, obleas con relleno de almendras, avellanas, vainilla o chocolate, típico dulce de la región.

 

¿Cuál es tu salida nocturna favorita en tu ciudad?

Por ser madre de dos hijos pequeños no salgo mucho, pero mi sobrino les recomienda el Barracuda Cocktail Bar, ubicado en la calle Jaltská 989/7.

 

Cuéntanos sobre algún lugar fuera del circuito turístico que merece la pena visitar.

Svatošské skály (Rocas de Svatoš), un lugar muy agradable sin turistas extranjeros. Las rocas alcanzan una altura de hasta 50 metros y existen muchos mitos y leyendas sobre el personaje de Jan Svatoš (Hans Heiling) y la boda petrificada. Incluso los grupos de rocas recibieron nombres según los invitados a la boda. Junto a las Rocas hay un restaurante, un campamento de deportistas náuticos y una pasarela colgante sobre el río Ohře.

 

¿Qué souvenir de tu ciudad le regalarías a un amigo extranjero?

Soy una persona muy práctica, no me gusta regalar “pongos”. De modo que optaría por algo que sabe bien como el Becherovka (licor de hierbas), obleas o chocolate (hay una chocolatería estupenda que vende bombones con motivos locales estampados).

 

Contacto

correo: svajdlerovak@seznam.cz

móvil: +420 603 142 517

Canales relacionados

Consejo de local
Daniel Sosa: con la mirada clavada en las cien agujas de Praga

El director comercial del hotel Intercontinental de Praga, originario de España, lleva desde 2009 viviendo en Chequia. “Vine por trabajo y conocí a mi esposa, con quien ya tengo dos hijos, de dos y cinco años”, resume. Los niños se encargan hoy de ocupar la mayor parte de su tiempo libre. Sin embargo, también disfruta de correr, jugar al golf y relajarse en la naturaleza.

Consejo de local
Proti Proudu: para los que van contra la corriente

El barrio de Karlín, en Praga 8, propone la mayor parte de la novedad que se permite la milenaria ciudad capital. Allí, donde se multiplican los bares alternativos, los cafés con toques muy contemporáneos y la oferta de diseño, llama la atención el bistró Proti Proudu –se traduce como “contra corriente”–, que tiene al frente a la pareja de periodistas Karolina y David Konečný.

Consejo de local
Jitka Jirátová: locamente enamorada de Praga

Desde los 18 años, Jitka se dedica a mostrarles su ciudad a los visitantes y, aunque probó otras profesiones más relacionadas con los números y los negocios, siempre vuelve a su primer amor: ser guía en castellano para turistas en la mágica ciudad de Praga.

Consejo de local