Como pronunciar una palabra checa correctamente… o casi

Salvo que se tenga intención de permanecer una larga temporada en el país o se sea un filólogo nato,  no tiene mucho sentido intentar aprender checo, salvo alguna palabra de cortesía. Pero lo que si resulta muy práctico es aprender a pronunciarlo correctamente.

 

Por: Javier Mazorra

Publicado: Marzo 06, 2017

A simple vista puede parecer una labor imposible. Muchas palabras se empeñan en  prescindir de vocales. Las letras, y no sólo las  vocales, llevan todo tipo de tildes, cerillos y curiosos ‘sombreritos .  Pero en realidad cuando alguien te desentraña sus reglas,  no resulta tan complicado. Algunos optimistas y voluntariosos como Miguel Valentín-Gamazo de http://mundocheco.blogspot.com.es/  aseguran que se puede conseguir dominar la pronunciación checa básica en una hora. Yo he tardado un poco más aunque tengo la tranquilidad de que nadie me va a echar de clase si llevo chuleta. 

Lo cierto es que hay bastantes similitudes entre la pronunciación checa y la española.  ¡Hay que ser optimista! Empecemos por lo más fácil. Todas las palabras checas, -por lo menos eso me han dicho-, se acentúan en la primera sílaba por lo que no necesitan tilde para indicarlo. Por otra parte las vocales se pronuncian como las nuestras y si llevan tilde o cerillo, sólo hay que alargarlas o pensar que hay dos vocales iguales. La única complicación es cuando la e lleva  sombrerito –ě-. En ese caso suena como ie aunque si va precedida de una n, convierte a esta en una ñ.

También coinciden con nosotros cuando pronuncian la b, la d, la f o las k, l, m, n, p, q, r, s, t o x. Con la g hay que recordar que siempre es  ‘blanda’ como en  gusano. Con la r tampoco hay mayor problema, puede ser más o menos fuerte, como en nuestra lengua pero no altera el sentido de la palabra. Aunque si lleva  algo en la cabeza – ř-,  ya es mucho más complicado, transformándose en algo bastante raro e impronunciable, entre una r y una s. Yo todavía no he conseguido pronunciarla pero es una buena disculpa para pedir ayuda a un checo.

Con la c, parece que juegan a confundirnos. Si aparece tal cual, suena como ts. Si lleva sombrerito –č- en cambio, se transforma en nuestra ch. Pero cuidadito porque si vemos una ch en una palabra checa  hay que pronunciarla como nuestra j. Lo mismo que con sus h que también se convierten en j ¿Y cómo suena su j?  Como una i. Lo mismo ocurre con su y,  que siempre se pronuncia como una i.

El sonido para la v y la w es idéntico y coincide con el francés o el catalán o sea casi como una f.  Con la z tal cual, hay que acordarse del sonido que hace un moscardón y olvidarse de Zaragoza. Y si lleva sombrerito –ž-,  suena como la ll de los argentinos.

 La última dificultad estriba en la š  que hay que interpretarla como las sh en inglés.

Si se ven por casualidad una d’ o una t’, con pronunciarlas como una d y unano habrá problema en que nos entiendan aunque técnicamente su sonido sea ligeramente distinto.

Como ven tampoco es tan difícil.

Los puristas dirán que hay más diferencias y peculiaridades pero si se domina lo que he resumido, en menos de dos mil caracteres, no tendrá ningún problema en hacerse entender y seguro que impresiona a más de un checo.

Lo importante es practicar y tampoco olvidarse de la chuleta….

 

Canales relacionados

Experiencia viajera
Lujo y austeridad: dos casas funcionalistas de Praga

Las villas Müller y Rothmayer resultan dos excelentes ejemplos de la arquitectura funcionalista. Sin embargo, ambas se basan en ideas muy diferentes: la primera en la excelencia de las materias primas –sin reparar en gastos– y la segunda en el reciclaje y el ahorro. Ambas están abiertas al público.

Experiencia viajera
Pardubice, un destino desconocido pero muy atractivo

A una hora al este de Praga, en tren o en coche, y, atención, a menos de tres desde Alicante, con un vuelo directo de compañía low cost, está Pardubice. Esta ciudad es muy interesante para conocerla, debido a todo lo que posee, y para emplearla como cuartel general, desde la que visitar toda Chequia, por ser un nudo de comunicaciones.

Experiencia viajera
Royal Golf Club Mariánské Lázně: swing real

Para los que combinan sus viajes con deporte, para quienes buscan aprender a jugar golf, para aquellos que saben que no se pueden perder la oportunidad de probar su destreza en el mejor campo de Chequia y uno de los pocos con el sello “Royal” que hay fuera de Gran Bretaña: el Royal Golf Club Mariánské Lázně, fundado en 1905.

Experiencia viajera