Comer como checo: costumbres, tres veces al día

Desayuna, almuerza y cena como un auténtico checo siguiendo estas costumbres locales, aplicando al pie de la letra aquello de “donde fueres, haz lo que vieres”.

Por: Jess Garbarino

Publicado: Febrero 17, 2017

DESAYUNO

  • Los checos no suelen desayunar mucho. Entre semana toman café, té, leche o cacao caliente, yogurt, cereal, pan dulce, pan con mantequilla, queso o paté con miel, mermelada o jamón y queso. Los fines de semana, tal vez desayunan huevos revueltos o estrellados. La fruta la toman más bien como merienda.
  • Excepto en el centro histórico de Praga, no hay muchos cafés y restaurantes donde se pueda tomar el desayuno completo. Al contrario, los hoteles en su mayoría ofrecen bufet completo y abundante con todo tipo de alimentos. A más alta categoría del hotel, más completo el desayuno.
  • En el centro de Praga, hay cada vez más cafés con carta de desayuno incluyendo rico café y pan dulce recién hecho.
  • El pan dulce más típico que suelen desayunar los checos es “kobliha”, que se parece al donut frito relleno de mermelada y espolvoreado con azúcar glas (impalpable).

 

ALMUERZO

  • El almuerzo suele consistir de sopa y plato fuerte. Sin embargo, como la comida checa es bastante contundente y los platos suelen ser abundantes, el almuerzo puede consistir en un solo plato.
  • El postre se toma más tarde y acompaña el café o té.
  • En los restaurantes y cafés, conviene preguntar por el menú del día. Suele tener varias opciones de sopas, platos fuertes y postres. El precio es económico, oscila entre los 10 y 20 euros, dependiendo de la ubicación y nivel del restaurante. 

 

CENA

  • Suele ser un solo plato –por ejemplo, uno de los platos fuertes que se sirven en el almuerzo.
  • Últimamente, los checos prefieren cenar platos más ligeros como ensaladas, sopas, pollo o pavo.

 

 

Si quieres saber qué platillos debes comer mientras aplicas estos conocimientos, lee este artículo "Comer como checo: los platillos que debes probar".

Canales relacionados

Sabores
República Checa, vacaciones en familia.

República Checa es el país perfecto para disfrutar de unas vacaciones muy especiales en familia. Un sin fin de motivos y planes que fascinarán tanto a adultos como a niños, hacen que este destino sea el idóneo para vivir y compartir grandes experiencias.

Sabores Experiencia viajera
Comer como checo: los platillos que debes probar

El knedlík y la omáčka son dos básicos si quieres aplicar aquello de “donde fueres, haz lo que vieres” en Chequia a la hora de comer. Pero también te recomendamos otras delicias imperdibles.

Sabores
Como descubrir BRNO a través de 10 emblemáticos cafés

A la capital de Moravia se la podría descubrir a través de sus mejores cervecerías, de sus  curiosos museos o siguiendo el rastro de su arquitectura funcionalista pero quizás la forma más agradable de hacerlo sea a través de algunos de sus cafés -o kavárna-  más emblemáticos que por cierto pueden convertirse, llegado el momento, en estupendos bares de copa.

Sabores