Chequia en tren

Viajar en tren por Europa es una experiencia sumamente confortable y una forma práctica de conocer más a un precio razonable… y Chequia no es la excepción. Descubre el sistema de pases para ahorrar viajando.

Por: Jess Garbarino

Publicado: Junio 04, 2018

Seguro, cómodo, práctico, económico… Si te gusta viajar en tren, tienes que saber que Chequia está perfectamente conectada por este medio de transporte, tanto para llegar a Praga desde países vecinos como para explorar a fondo otras bellas ciudades y pueblos checos.

Cuando el plan es recorrer varios países europeos, Chequia está conectada mediante vías férreas con las ciudades más atractivas de sus países vecinos. Así, desde Berlín (Alemania), el tren demora cinco horas para cubrir los 350 kilómetros que separan a esa capital de Praga. En tanto, desde Viena (Austria), te tardas alrededor de cuatro horas. El viaje entre Praga y Varsovia (Polonia) se puede realizar en alguna de las dos corridas diarias que existen y demora ocho horas y media. Budapest (Hungría) es otro destino popular en el centro de Europa y está conectado con Praga mediante un viaje en tren de siete horas y media. También puedes conseguir viajes directos a Suiza y Eslovaquia.

 

Tiempo y distancia

Praga – Berlín (Alemania): 5 horas, 350 kilómetros.

Praga – Viena (Austria): 4 horas, 330 kilómetros.

Praga – Varsovia (Polonia): 8 horas 30 minutos, 680 kilómetros.

Praga – Budapest (Hungría): 7 horas 30 minutos, 525 kilómetros.

La opción de moverse en tren entre distintas ciudades europeas tiene la ventaja de permitir ahorrar en los traslados comprando alguno de los diferentes pases que ofrece Rail Europe (empresa que agrupa a los ferrocarriles nacionales europeos). Por ejemplo, en esta modalidad, los niños menores de 12 años viajan gratis y los jóvenes de hasta 26 años tienen descuentos.

Así, según el tipo de viaje que piensas hacer, puedes elegir entre sus muchas opciones la que más se adapta a tu ruta, tiempo y presupuesto.

 

Eurail Global Pass: Se trata de un pase que permite viajar por las redes nacionales de 28 países en primera o segunda clase. Con esta opción puedes elegir entre diferentes planes: 15 días, 22 días, un mes, dos meses o tres meses continuos (puedes subirte a cualquier tren de los 28 países las veces que quieras durante el tiempo que dura tu pase); o también, planes de 5, 7, 10 o 15 días en un período de un mes (puedes hacer los viajes que deseas durante las 24 horas que dura el día en que activas tu pase, que es válido por un mes).

Precio: Empieza en los 339 dólares y se encarece a medida que agregas prestaciones.

 

Eurail Select Pass: Permite elegir hasta cuatro países limítrofes de los 20 que participan en esta modalidad. Los planes son de 4, 5, 6, 8 o 10 días a consumirse en dos meses.

Precio: Dos países empiezan en 167 dólares. Tres países por un mínimo de 202 dólares. Y cuatro países por 353 dólares.

 

Central Europe Triangle Pass: Permite conectar las ciudades de Praga, Viena, Salzburgo y Budapest (se eligen tres de estos destinos). Los menores de cuatro años viajan gratis.  

Precio: 164 dólares.

 

 

Chequia a fondo

Pero si tu objetivo es conocer Chequia a profundidad y visitar lugares como Karlovy Vary, Pilsen, Ostrava, Olomouc, Brno y muchos más, también puedes hacerlo viajando cómodamente en tren, en trayectos que no superan las 4 horas. La red nacional ferroviaria se llama České dráhy, está asociada a Rail Europe y conecta los diferentes destinos turísticos checos. En este caso, también podrás adquirir un pase que te permitirá ahorrar.

 

Czech Republic Pass: El pase permite viajar por todo el país en planes de 3, 4, 5 u 8 días a consumirse en un mes.

Precio: Empieza en 80 dólares el pase en segunda clase para 3 días a consumirse en un mes (en primera clase cuesta 98 dólares). El pase de 3 días para un joven de entre 12 y 26 años cuesta 67 dólares.

 

Más información

Rail Europe

České dráhy

 

Canales relacionados

Experiencia viajera
Amor a primera vista en Praga

Como si dos enamorados se tratase, mi encuentro con la capital checa fue un amor a primera vista.

Experiencia viajera
Donde la magia nunca termina

Recorrer el Puente de Carlos, uno de los más famosos del mundo, visitar castillos que relatan la historia de los caballeros teutónicos y adentrarse en cuevas con estalactitas de intrincadas formas son algunos de los imperdibles cuando se visita Chequia.

 

Experiencia viajera
5 lugares para descubrir cerca de Karlovy Vary

¿Ya probaste el agua de todas las fuentes de Karlovy Vary? Entonces es momento de explorar los alrededores: tres castillos, un monasterio, dos pueblos encantadores y el balneario favorito de una emperatriz van a maravillarte.

Experiencia viajera