Pilsner Urquell: cien minutos en la cuna de la cerveza estilo Pilsen

La cerveza más popular del mundo es la lager rubia estilo pilsen, la inventó Josef Groll en 1842 y hasta el día de hoy se sigue produciendo en la planta de la cervecería Pilsner Urquell. Por ello, cualquier visita a la ciudad checa de Pilsen está incompleta a menos que se programe un recorrido por la fábrica pionera.

Autor: Jess Garbarino

Fecha: 06 de diciembre de 2018

Canales: Experiencia viajera

Ubicación: Ver en Google Maps

La llamada “cerveza estilo pilsen” es una rubia pale lager con aroma floral, de baja graduación alcohólica y rotundo sabor a malta, que se bebe con espuma. Sus características distintivas se las da el uso del lúpulo Saaz, la maceración de decocción y el tipo de agua con bajo contenido de minerales de Pilsen. La cervecería Pilsner Urquell, heredera de la receta original de los creadores de este estilo de cerveza, produce hoy millones de litros que se exportan a todo el mundo y ofrece un recorrido de 100 minutos por su planta, para aprenderlo todo sobre la pivo más famosa, que es la inspiración de dos tercios de todas las cervezas que se elaboran en el mundo.

 

Tradición cervecera

La ciudad de Pilsen tiene una larga historia en la elaboración de cerveza. Los primeros intentos se hicieron a fines del siglo XIII y aún quedan testimonios de aquella época en los sótanos que corren por debajo del Museo de la Cerveza. Aunque, todo indica que los resultados de aquel entonces no eran óptimos.

Tiempo después, allá por el año 1839, los vecinos de Pilsen obtuvieron un permiso para fundar la cervecería Burgess y construyeron la fábrica. Así, en 1842 se elaboró la primera cerveza pale lager, en 1859 se registró la marca Pilsner Bier y en 1898 cambió su nombre al que tiene hasta la actualidad. Desde aquel comienzo hasta nuestros días, se sucedieron los cambios administrativos y los propietarios de la empresa, que no paró de crecer elaborando siempre su exitosa cerveza rubia.

 

El recorrido

De modo que cuando se visita la ciudad de Pilsen resulta básico dejar disponibles un par de horas para realizar el recorrido por las instalaciones de Pilsner Urquell. El circuito completo dura 100 minutos y empieza cuando el contingente se sube a un autobús para recorrer unos pocos metros hasta la planta de embotellado, con capacidad para 120 mil botellas cada hora.

A continuación, se visitan la muy interesante sala de cocción antigua, con sus tanques de cobre, y la moderna, inaugurada en 2004. También se pasa por un pequeño museo donde se explican las características de los distintos ingredientes (cebada, malta, lúpulo, agua) que hacen tan especial a la cerveza de Pilsen. Luego, se sube al elevador más grande de Chequia, con capacidad para 72 personas o cinco toneladas de peso, que lleva al grupo a una sala de cine giratoria, para una experiencia singular.

Para la última etapa del recorrido hay que abrigarse un poco, ya que la temperatura en los extensos túneles –que funcionaban como bodegas y frigorífico– baja considerablemente. La cereza del pastel es cuando se llega a la sala de degustación, donde es el momento de probar una cerveza sin filtrar ni pasteurizar de edición especial, exclusiva para los visitantes, tirada directamente de los barriles de roble. Así, es posible enterarse que este tipo de cerveza es la más saludable, pues contiene más vitaminas y bacilos, que siempre se pierden durante la pasteurización. Se trata de una cerveza difícil de conseguir incluso en Chequia, ya que sólo las cervecerías que tienen una alta demanda pueden ofrecer cerveza sin pasteurizar, dado que su caducidad es mucho más corta. De modo que se trata de una oportunidad para probar algo realmente diferente.

Al terminar el recorrido, los visitantes pueden darse una vuelta por la tienda, donde comprar algunos recuerditos para llevar a casa, incluidos los icónicos tarros de la marca. También puede ser buena idea hacer una parada en el restaurante Na Spilce, con capacidad para 550 comensales (la cervecería más grande de Bohemia), donde la cerveza se acompaña con platillos checos típicos.

 

 

Dónde

U Prazdroje 7, Pilsen, Chequia.

 

Horarios

De abril a septiembre: todos los días de 8:00 a 18:00 horas.

De octubre a marzo: todos los días de 8:00 a 17:00 horas.

 

Más información

https://www.pilsnerurquell.com

Buscar artículos:

Se conmemoran los 660 años de historia de la construcción del puente de Carlos en la capital checa. Durante todos estos años…

Autor: Julia Ríos

Medio: Grafelberg Noticias

Fecha: 26 de septiembre de 2017

leer más

El Teatro Negro de Praga es hipnótico, tanto para grandes como para los más chicos. Tahiel, el más joven de los tres integra…

Autor: Aldana y Dino

Fecha: 14 de julio de 2017

leer más

La República Checa atesora el primer documento escrito de la existencia de la cerveza, que data del año 1088. Pivo y Pivovar. Cerve…

Autor: Javier Carrión

Medio: Revista Viajar: viajar.elperiodico.com

Fecha: 13 de marzo de 2017

leer más