Jan Rimpler: un chef checo en Lima

Con motivo de los 95 años de relaciones diplomáticas entre Perú y Chequia, se organizó en Lima el Festival Culinario de la República Checa, del 2 al 12 de noviembre pasado, donde el famoso chef Jan Rimpler cocinó algunos platillos tradicionales y nos contó sobre su historia en la cocina.

Autor: Colaborador invitado

Fecha: 21 de diciembre de 2017

Canales: Sabores

Ubicación: Ver en Google Maps

¿Cómo te convertiste en chef?

A mis 14 años empecé a estudiar la escuela secundaria de gastronomía y ya durante los estudios me empezó a gustar la magia de la cocina. Más adelante, con el tiempo y la experiencia, descubrí lo hermoso y al mismo tiempo lo muy exigente que es dedicarse a la gastronomía. También creo que tengo algo en los genes de mi madre y mi abuelo, quienes cocinaron muy bien.

 

¿Dónde aprendiste a cocinar y cuál ha sido tu experiencia?

Estoy cocinando hace ya más de 25 años. La mayor experiencia la obtuve al trabajar en barcos fluviales que navegaban por los ríos europeos, donde trabajé durante cinco temporadas. También vale la pena mencionar varios años de experiencia como chef en restaurantes como Noem Arch en Brno, Grandhotel Zvon en České Budějovice y Relax Sport Resort de la Baja Moravia. También fui chef de Gastrofest en České Budějovice en 2008. Con cierta frecuencia me invitan al programa Buen Día de la televisión checa.

 

¿Actualmente dónde trabajas?

Ahora trabajo como conferencista y chef de la escuela de cocina Kulinerplus, en Brno, donde no sólo doy cursos para el público sino también para profesionales. Organizamos cocina experiencial para empresas y público final, también live cooking shows en vivo en varios festivales, entre otras cosas.

 

¿Qué te inspiró para elaborar el menú checo en el Festival Culinario que se celebró en Lima del 2 al 12 de noviembre?

Mi gran inspiración fueron las recetas clásicas de la cocina checa, pero también el concepto moderno y la estacionalidad de las materias primas como las setas, los frutos secos, etcétera. También quería traer a Lima un poco de la tradicional celebración checa de San Martín, por lo tanto, puse la sopa kaldoun y el pato asado con repollo en el menú.

 

¿Cuáles fueron los comentarios de los clientes?

En su mayoría muy positivos, les gustó todo lo que preparamos. Me atrevo a decir que el festival tuvo mucho éxito. No tenemos todavía las cifras exactas pero de acuerdo con los primeros cinco días servimos casi 250 platos checos en el restaurante La Locanda. Creo que es genial. Lo más popular fue el pato asado con repollo y las albóndigas de pan de especias, seguidos del lomo de cerdo con salsa de cerveza y cebada con champiñones.

 

¿Tuviste la oportunidad de probar algo de la cocina peruana? ¿Qué te pareció?

En una palabra: grandiosa, incluso a nivel mundial. Lo primero que hice fue conseguir un libro de cocina peruana. Probé muchos platos tradicionales, empezando por el ceviche. Las carnes me parecieron exquisitas, como por ejemplo el adobo de chancho; también el arroz con mariscos; hasta los postres como la mazamorra morada o el arroz con leche. También me encantó la chicha morada y nadie se puede perder el pisco.

 

¿Cuál es la diferencia entre la cocina checa y la peruana?

Diría que son muy similares en que ambas honran las materias primas que utilizan y respetan las recetas básicas de sus antepasados. La cocina peruana tiene más opciones con respecto a los mariscos frescos, que sabe explotar al máximo. La cocina checa es sobre tubérculos (vegetales de raíz), carne de cerdo y res, de hornear y de preparar salsas. En ambas cocinas se encuentran excelentes preparaciones de carnes y exquisitos postres caseros. La cocina peruana debería ser, y espero que lo sea, una de las mejores del mundo y me gustaría que cada chef tenga la oportunidad de probarla y de inspirarse en ella.

 

RECETA CHECA (la que más disfrutaron los chefs de Swissotel)

Sémola con setas y mejorana

4 porciones

 

Ingredientes

600 gramos de sémola cocida

1 cebolla blanca grande cortada en cubos

1 ajo cortado

100 gramos de setas frescas

20 gramos de setas secas mojadas en agua

50 ml de aceite

comino, sal y pimienta para dar sabor

mejorana seca o fresca

 

Preparación

En el aceite freímos la cebolla, el ajo y las setas frescas. Agreguamos setas secas con el agua en la que estaban remojándose y sémola cocida. Sazonamos y cocinamos por un momento.

 

 

Buscar artículos:

Quizás no haya una ciudad en Chequia más misteriosa e inquietante que Tábor, cuya vistosa apariencia monumental , cuajada de…

Autor: Javier Mazorra

Fecha: 13 de noviembre de 2017

leer más

Alan Estrada es tu guía de viajes. En este capítulo te lleva a Český Krumlov en la República Checa. Visita su castil…

Autor: Colaborador invitado

Fecha: 30 de noviembre de 2017

leer más

Amigos Instagram

@praguetoday

Cada rincón de Praga te sorprenderá…

Autor: @praguetoday

Medio: Instagram

Fecha: 30 de noviembre de 2017

leer más